Pautas para una buena lectura a primera vista

En muchas ocasiones, para una prueba de acceso al Conservatorio, en audiciones para puestos de trabajo, exámenes de la carrera… se nos exige leer a primera vista. Muchos piensan que este es un talento con el que no cuentan, que se nos puede dar mejor o peor. Pero la verdad es que, como casi todo en esta carrera, se puede trabajar y mejorar.

¿Qué pasos has de seguir en una lectura a primera vista?

Normalmente, cuando un tribunal te exige leer a primera vista, te da un tiempo antes de presentarte a tocar, unos 5 o 10 minutos. En ese caso, una vez que entres en el aula de estudio esto es lo que debes hacer:

  • Identifica obra y autor: Lo más normal es que te lo indique la partitura. Piensa en el estilo del autor, y en si conoces la obra o la has escuchado alguna vez. Si no aparece esta información (a veces el tribunal nos complica las cosas), intenta identificar por ti mismo al menos el estilo: clásico, romántico, barroco… De esta formas te harás una primera idea de las articulaciones que debes usar, el fraseo, el vibrato y demás características de tu interpretación.
  • Tonalidad y alteraciones accidentales: Observa en qué tonalidad está el fragmento o la pieza e identifica si en algún momento cambia o si hay alteraciones accidentales que tengas que tener en cuenta. Incluso puedes tocar la escala de la tonalidad si te han dado tiempo suficiente.
  • Compás y tempo: Identifica en qué compás está, y las indicaciones de tempo, si hay algún cambio en ellas, si cambia el compás, o si hay ritardando/accelerando.
  • Mídelo, y si puedes, cántalo en voz alta antes de tocarlo: Mide con una mano el compás y lee el pasaje o pieza para ti o en voz alta si puedes.
  • Tócalo lentamente: Siendo muy estricto con el ritmo, toca (o canta) el fragmento lentamente para reconocer bien la afinación, ver la articulación que vas a hacer, matices…etc.
  • Repítelo varias veces hasta que el tribunal te llame a tocar: Una vez tomadas todas las decisiones, elige un tempo que no sea demasiado lento ni demasiado rápido para ti y repítelo para fijarlo todo.

Otros consejos útiles

  • Si no te dan tiempo para mirar el pasaje, respira hondo y observa antes de empezar a tocar: compás y tempo, tonalidad, autor y obra.
  • Lee siempre por delante de lo que tocas o cantas.
  • No olvides el ritmo, llévalo internamente, o incluso ayúdate del “pietrónomo” de manera discreta.
  • La lectura a primera vista se puede ensayar. Escoge obras o pasajes que no hayas interpretado nunca una o dos veces en semana y trabájalos siguiendo las pautas que te hemos indicado antes.

 

 

¡Síguenos en Facebook, Twitter y YouTube!

 

Suscríbete y recibe en tu email todas las convocatorias, audiciones y nuevos post.

Introduce tu dirección de email:

 banner 
Importante: Aclaramos que en Gran Pausa no se da ningún tipo de consejo médico ni tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Gran Pausa no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información sobre lesiones y otras afecciones del músico para que estos problemas se conozcan y comprendan un poco mejor.
 

The following two tabs change content below.
Violista, licenciada en Comunicación Audiovisual y con un Máster en Investigación (Premio al mejor expediente). Me encanta poder unir mis dos mundos a través de Gran Pausa, y así poder ayudar a otros músicos que, como yo, se hacen nuevas preguntas cada día.

12 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *