La motivación para estudiar debe venir del alumno

La motivación para estudiar debe venir del alumno, no del profesor o los padres.

Publicación: The Strad

http://www.thestrad.com/cpt-latests/the-motivation-to-practise-should-come-from-the-student-not-the-parent-or-teacher/

Fecha: 17 Agosto 2015

Título original: The motivation to practise should come from the student – not the parent or teacher

Aplicar un plan forzoso nunca es una buena idea, dice la fundadora de Da Capo Music, Jane Cutler.

Los profesores y los padres deben tener el mismo deseo para sus alumnos y e hijos: que disfruten de hacer música, que progresen y que sean competentes. Esto es muy fácil de decir, pero es difícil equilibrar el “progreso” con el ideal de “disfrutar de la música”, ya que, como profesores, sentimos que tenemos para asegurar la progresión.

Es una obviedad decir que cuanto más haces algo mejor te vuelves, pero ¿por qué es “cada vez mejor” el objetivo principal de hacer música? ¿No debería ser el disfrute? En general, el subproducto de hacer algo que te gusta es que consigas hacerlo cada día mejor. Tocar en casa debe venir desde el placer de hacer música y no debe ser una tarea u obligación. Los alumnos más pequeños no tienen idea de lo que es estudiar en casa; ya es bastante subir al escenario y leer una música que apenas pueden mantener en su cabeza. Los niños mayores pueden tener cosas que les interesen más, y hasta que el profesor encuentra lo que motiva a cada niño, es inútil esperar y dedicar una cierta cantidad de minutos por día o semana a algo con lo que no están conectando. Tengo un amigo que toca profesionalmente, pero nunca practicó en casa. Viniendo de una familia de músicos, tocaba cuartetos con regularidad. Dice que no podía soportar su sonido sin los otros tres. Los niños que tienen un buen oído a menudo son reacios a tocar solos. ¿Quién quiere hacer algo que es muy posible que encuentre difícil y hacerlo mal y solo en una habitación lejos de los amigos y la familia?

Si los niños se ven obligados a practicar, esto sesga sus propósito y motivación y aprenden a escatimar el tiempo de estudio. Así que, ¿cuál es la alternativa?

Me parece que los niños se sienten motivados a hacer algo que son capaces de hacer y que la percepción adulta de la práctica es pasar tiempo trabajando en la mejora de algo que no se puede hacer. Así que, como el profesor de cuerda John Shayler ha argumentado, debemos tratar de aprender un instrumento de la misma forma que tratamos de aprender a conducir: nos detenemos y empezamos a lo largo de calles con giros a la izquierda y la derecha, mientras que las maniobras más complicadas, tales como el estacionamiento en paralelo, solamente se hacen de vez en cuando. Llegamos a ser más competentes y confiados al hacer las cosas que podemos hacer. Los niños deben tocar en casa las piezas que pueden tocar con facilidad.

A los niños también les gusta la variedad. Esto va en contra de la percepción adulta de que la práctica trata de “hacer las cosas bien” antes de continuar. Variar el repertorio es muy importante – no porque los músicos jóvenes necesiten variedad de estilos  (un tema para otro momento), sino porque necesitan variedad de desafíos.

Los niños necesitan piezas cortas que puedan tocar de memoria, improvisar alrededor, transponer e incluso transformar. También necesitan piezas que:

  • Sean más largas y tengan acompañamientos de piano, o que sean duetos
  • Tengan desafíos rítmicos y / o técnicos
  • Que quieran tocar
  • Que quieran volver a tocar

De esta manera, si tienen ganas de tocar en casa, tienen mucho para elegir, dependiendo de su estado de ánimo. También tienen la opción de tocar algo que saben bien, o hacer frente a una pieza más difícil. Pueden elegir una cosa o tocar todo. Con toda esta elección tienen firme control sobre su propio aprendizaje y no hay pelea con los padres por no estudiar.

Tomar sus propias decisiones sobre el estudio en casa significa que los niños, independizándose de sus padres, no tiran la música por la ventana, no tienen que practicar de manera forzada. Por último, las luchas y discusiones sobre la práctica a menudo acaban con que los niños abandonan mucho antes de lo que son capaces de decir ‘No’. Y una vez que han renunciado a ello no tendrán el placer de hacer música el resto de sus vidas.

 

¡Síguenos en Facebook, Twitter y YouTube!

 

Suscríbete y recibe en tu email todas las convocatorias, audiciones y nuevos post.

Introduce tu dirección de email:

  banner  
Importante: Aclaramos que en Gran Pausa no se da ningún tipo de consejo médico ni tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Gran Pausa no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información sobre lesiones y otras afecciones del músico para que estos problemas se conozcan y comprendan un poco mejor.
 
The following two tabs change content below.
Violista, licenciada en Comunicación Audiovisual y con un Máster en Investigación (Premio al mejor expediente). Me encanta poder unir mis dos mundos a través de Gran Pausa, y así poder ayudar a otros músicos que, como yo, se hacen nuevas preguntas cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *