Yo, yo mismo, conmigo (y con mi instrumento)

La personalidad de los músicos es a menudo calificada de excéntrica o peculiar. A estas alturas, no cabe duda de que nuestra personalidad refleja en muchas ocasiones nuestra ocupación. No es algo que sólo ocurra con los músicos, el hecho de dedicar una vida a una profesión influye en las actitudes y características de cada persona, ya sean médicos, profesores, comerciantes… o músicos.

Una de las características que va unida a casi todos los músicos es el individualismo, como bien señala el psicólogo Guillermo Dalia en su libro  Como ser feliz si eres musico o tienes uno cerca, que ya hemos nombrado más de una vez en nuestro blog por lo completo que es.

Las características de la carrera y de la profesión potencian esta actitud:

  • Pasamos horas solos, estudiando.
  • Las clases que claramente tienen más peso en los Conservatorios son las individuales.
  • Se favorece siempre la competitividad.
  • Es un mundo dado a la crítica.

Dalia lo explica de esta forma en su artículo publicado en Trumpetland, que podéis leer en este enlace.

El músico suele ser muy individualista sea cual sea la labor que desempeñe. Bien como profesor de música o como integrante de una orquesta, no existen diferencias en este aspecto: el halo de la individualidad planea sobre todos ellos. No se pretende decir con esto que sean seres solitarios y aislados, y que se deriven de ello problemas sociales y personales, sino que la relación que se tiene con el instrumento es tal que se forma un ‘todo uno’ entre los dos, se teje un pequeño caparazón, en ocasiones un tanto impermeable, un pequeño aislante de todo lo demás. También podemos ver esta circunstancia en la dificultad que existe entre los músicos de agruparse y sentirse miembros de un colectivo unificado y reconocido. Claro que se dan muchas y buenas relaciones personales entre colegas, pero profesionalmente el desarrollo de la actividad marca una manera de ser individual.

¿En qué nos perjudica?

El principal problema derivado de este individualismo es la falta de unión profesional, la falta intenciones para ser un colectivo fuerte que luche por sus derechos profesionales, y por el valor de la música como disciplina. Sobre esta falta de unión ya hablamos en el post ¿Somos los músicos personas pasivas?

Sin embargo, otro punto en el que esta actitud nos puede afectar va más en el ámbito de lo personal. Nos perjudica en nuestra carrera y favorece que tengamos una visión distorsionada de nuestros problemas. Esto es porque no buscamos el apoyo de los colegas, no intentamos compartir nuestros problemas y solemos enfrentarlos solos. Un ejemplo de ello, el conocido por todos (pero poco comentado) miedo escénico, que todos los músicos sufren en cierto grado. Muchos prefieren medicarse o sufrirlo a hablar de ello. Como la experta en el tema Charlotte Tomilson comentaba en cierta ocasión, ¡qué fácil sería si todos hablásemos entre nosotros de ello con total libertad! Contar con la comprensión de los demás en los obstáculos que nos encontramos es vital para superarlos. Y qué mejor confidente que un colega que pasa por exactamente los mismos problemas que tú. El miedo escénico es sólo un ejemplo, podríamos estar hablando de lesiones, problemas para encontrar trabajo, rivalidades…

Cierta anécdota protagonizada por el famoso grupo de pop The Beatles puede ilustrar mejor lo que intentamos explicar: En cierta ocasión, Ringo Starr se encontraba tan abrumado por tener la sensación de ser el peor miembro del grupo, que incluso llegó a plantearse dejarlo. Cuando decidió por fin hablar con sus tres compañeros, después de tiempo sufriendo por creerse inferior, resultó que los demás le dijeron que también sentían que cada uno era el peor miembro con diferencia. Tras esto, sus tres compañeros le llenaron el estudio de flores como sorpresa y Ringo decidió (por supuesto) seguir adelante con el grupo.

La música es una actividad colectiva, en la que todos estamos juntos con los mismos miedos, ilusiones y pasiones. Aprende a abrirte y a unirte a tus colegas para mejorar tu carrera y nuestra profesión.

 

¡Síguenos en Facebook, Twitter y YouTube!

 

Suscríbete y recibe en tu email todas las convocatorias, audiciones y nuevos post.

Introduce tu dirección de email:

 banner 
Importante: Aclaramos que en Gran Pausa no se da ningún tipo de consejo médico ni tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Gran Pausa no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información sobre lesiones y otras afecciones del músico para que estos problemas se conozcan y comprendan un poco mejor.
 
The following two tabs change content below.
Violista, licenciada en Comunicación Audiovisual y con un Máster en Investigación (Premio al mejor expediente). Me encanta poder unir mis dos mundos a través de Gran Pausa, y así poder ayudar a otros músicos que, como yo, se hacen nuevas preguntas cada día.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *