El poder de la música

El poder de la música está muy subestimado. Es triste escuchar de boca de políticos frases como “el arte distrae”, o ver como se desprecia el poder de la música en la educación, eliminando esta asignatura y reduciendo cada vez más su presencia en la vida de los niños.

Ya sabemos que la música tiene unos beneficios en el desarrollo del niño que son inmensurables.

  • Aumenta su atuoestima
  • Mejora sus capacidades motoras e intelectuales
  • Mejora su capacidad lingüística
  • Potencia la memoria
  • Aumenta su coordinación y su capacidad de expresión corporal

Pero lo más importante, el mayor valor que la música tiene, es que le da al niño algo por lo que trabajar e ilusionarse. Es una forma de concentrar sus capacidades en algo que lo hace único, que resaltará sus talentos y le ensañará a ver que puede hacer cosas geniales. Y esto es algo muy importante en niños que tienen menos oportunidades en la vida por su situación social o económica. En el mundo actual hay muchos niños que están en situación de pobreza o desigualdad, y necesitan algo en lo que centrar sus esfuerzos, necesitan oportunidades. La música es la clave para dar a estos niños confianza en sí mismos.

Cuando veo en la tv reportajes sobre campos de refugiados, lo que más me duele es oír a sus padres decir que esos niños ya no van a tener oportunidades en su vida, porque no tienen acceso a una educación. Para todos los niños del mundo, la educación es esencial, y la música debe ser parte de ella. No hace falta irse muy lejos para ver a niños que sufren problemas así, en España, 1 de cada 3 niños están en situación de pobreza (según la web de Músicos por La Paz).

Proyectos que demuestran el poder de la música

Para mí, uno de los proyectos más motivadores es el de La Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura. Este proyecto nació en la comunidad del Bañado Sur ubicada alrededor del vertedero Cateura de Asunción, Paraguay. La característica principal del proyecto no es sólo que den la oportunidad a estos niños de aprender música, sino que además lo hacen con instrumentos construidos a partir de basura recogida del propio vertedero. Como dice su director “El mundo nos envía basura, nosotros le devolvemos música”.

Según cuenta su propia web “La Orquesta tiene por objetivo desarrollar un proceso de formación dirigida a niños y jóvenes que viven en condiciones precarias y en estado de vulnerabilidad, a través de la música como elemento motivador y de promoción para los niños y jóvenes de modo que estos vivan experiencias que les ayuden a aprender, a permanecer en la escuela, desarrollar su creatividad y a tener acceso a oportunidades para mejorar su futuro”. 

La orquesta está triunfando por todo el mundo, los niños han podido viajar a varios países a tocar. Esta puerta se les ha abierto gracias a la música, y el proyecto se ha convertido en todo un éxito, dando una oportunidad a estos chicos que nunca hubieran tenido en otras circunstancias.

En España también existen muchos proyectos centrados en la labor social y en utilizar el poder de la música. Por un lado, destaca Música Por La Paz. Se trata de una plataforma que lucha contra la exclusión social infantil. Para ello, organizan meriendas para niños en situaciones difíciles, en las que llevan a cabo actividades educativas y talleres relacionados con la música y con otros ámbitos, como el respeto, el medio ambiente…etc.

De manera más internacional encontramos la Fundación Résonnance, que además de en España trabajo en varios países europeos. Mediante conciertos y enseñanza gratuita, la Fundación Résonnance trabaja “mediante la realización de conciertos en residencias para la tercera edad, hospitales, centros especializados, instituciones para personas discapacitadas y centros penitenciarios. Los destinatarios de esta actividad son las personas mayores, enfermas o con diferentes tipos de discapacidad psíquica, física, sensorial u orgánica, las personas con adicciones, los reclusos y ex-reclusos, la infancia y juventud en situación de vulnerabilidad social y las personas en riesgo de exclusión social.” Además de la actividad concertística, tienen el objetivo de promover la escuela pianística Résonnance caracterizada por:

  • La apertura a todas las personas sin distinción de edad, nacionalidad, nivel socio-profesional o nivel técnico.
  • La enseñanza de la pedagogía Résonnance, fenomenología del sonido y del gesto.
  • La ausencia de espíritu competitivo y de exámenes.
  • La gratuidad de la enseñanza.

Está claro que la música puede dar mucho, no sólo a los individuos en su desarrollo, sino también a la sociedad. La música puede hacer mucho por la integración social, y puede dar oportunidades a aquellos que las necesitan. ¡Este es el poder de la música!

 

¡Síguenos en Facebook, Twitter y YouTube!

 

Suscríbete y recibe en tu email todas las convocatorias, audiciones y nuevos post.

Introduce tu dirección de email:

 banner 
Importante: Aclaramos que en Gran Pausa no se da ningún tipo de consejo médico ni tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Gran Pausa no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información sobre lesiones y otras afecciones del músico para que estos problemas se conozcan y comprendan un poco mejor.
 
The following two tabs change content below.
Violista, licenciada en Comunicación Audiovisual y con un Máster en Investigación (Premio al mejor expediente). Me encanta poder unir mis dos mundos a través de Gran Pausa, y así poder ayudar a otros músicos que, como yo, se hacen nuevas preguntas cada día.

Un comentario

  • La verdad a mi me encanta la musica y es cierto que tiene gran influencia en uno, en mi caso la musica que mas me gusta es la bachata y de verdad que con una sola cancion puedo dar un gran cambio de humor o puedo empezar a bailar es magico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *