TRAC: Miedo y ansiedad escénica

trac

Hoy traemos una colaboración especial de Ana Velázquez, directora del Centro de Prevención en Artes Escénicas.

 

El miedo escénico, ansiedad escénica o trac es un estado de ansiedad que hace que dejemos de creer en nosotros mismos.

Este miedo puede aparecer en cualquier momento y por motivos muy diferentes, incluso en carreras de éxito y totalmente consolidadas.

Conocer el lugar, saberse muy bien el repertorio,  la experiencia…, son factores que disminuyen el riesgo de padecerlo, aunque no son, en ningún caso, excluyentes.

El miedo escénico se asocia a diversos síntomas cognitivos y conductuales, no sólo escénicos, sino también pre y post-escénicos que todo músico debería conocer para poder identificarlos cuando aparecen, ya que sino, corre el riesgo de autoengañarse.

Hay quien siente cansancio, temblores, sudores, urgencia para ir al baño, mareos, palpitaciones, disfonía. Otros, en cambio, sentimiento de culpabilidad o de vergüenza, irritabilidad, miedo a fallar o a equivocarse, o pánico a la opinión del público. Son distintas formas de sentir el trac. Por lo tanto, la terapia para resolverlo debe de estar acorde con el tipo de ansiedad que tenga el intérprete: física, cognitiva, emocional o conductual. Y puede ser una o varias a la vez.

Un tratamiento exitoso pasa por un equipo multidisciplinar en el que se contemplan los siguientes  factores:

  1. Tratarlo individualmente ya que las manifestaciones son diferentes según la personalidad del músico
  2. Trabajo postural y escénico: dar herramientas a través de la interpretación
  3. Fisioterapia y terapia manual respiratoria: la vida es movimiento y el miedo nos paraliza los músculos y la respiración
  4. Una correctaalimentación y acertado ejercicio físico: El cuerpo debe tener un buen equilibrio mental y físico
  5. Terapia cognitiva-conductual: No es la situación (tocar/cantar en público) la que desencadena el trac, sino cómo nosotros la valoramos y la interpretamos. La decisión de no volver a actuar es determinada por el sentimiento que nos produjo vivir esa experiencia: sentimiento de culpa, de infelicidad, sensación de fracaso… No es, por lo tanto, una decisión debida a la emoción de miedo o pánico en si. La ansiedad escénica se aprende, así pues, podemos
  6. Aprender a gestionar las emociones: Nuestro éxito personal y profesional dependerá más de saber gestionar las emociones (inteligencia emocional) que de todos los contenidos académicos y musicales adquiridos a lo largo de la vida
  7. Las metodologías de aprendizaje son muy importantes: Las primeras experiencias interpretando ante público deben ser buenas, ya que esto determinará nuestra personalidad y nuestra ansiedad. El miedo escénico está relacionado con la educación, con una experiencia no deseada, con las creencias, con temores irracionales que se asocian al momento de salir a escena o mientras estamos actuando. El sistema límbico es el encargado de hacernos pasar este mal trance.
  8. Técnicas de visualización y de proyección
  9. Ejercicios de calentamiento /estiramiento/respiración antes y después de interpretar en público
  10. Una acertada técnica de relajación según nuestra forma de ser: No debe haber una única técnica de relajación que sigan todos los músicos (este concepto erróneo se utiliza, a veces, en algunos conservatorios), porqué cada músico es diferente en su manera de expresar el trac y debe buscar la técnica de relajación que más útil sea para él.

La neurociencia ha demostrado que el sentimiento emocional de miedo en el cerebro no es fuerte si no existen en el cuerpo los síntomas de temblor, sudor, tensión, palpitaciones, etc. Por lo tanto, si somos capaces de atenuar estos síntomas (técnicas de relajación), el cuerpo se calmará y esta información llegará al cerebro.

El trac o ansiedad escénica se puede prevenir y se puede tratar. El objetivo no es eliminarlo, ya que un cierto grado de activación nos ayuda a sacar lo mejor de nosotros mismos. El objetivo es que sea nuestro aliado y esté a nuestro favor.

Como músico y especialista en medicina de las artes mi mayor ilusión es ver al músico feliz, ¡disfrutando en el escenario!

¿Quieres saber más? ¿Tratarte? ¿Recibir formación?

¿Quieres organizar un curso en tu centro de estudios?.

Contacta con nosotros.

 

Nuestro correo: cpa@cpae.net

 

Nuestra web: Centro de Prevención en Artes Escéncias.

www.cpae.net

Si te interesa el tema del miedo escénico, el CPAE organiza un completo curso sobre ello en el Conservatorio de Música de Vigo: EL TRABAJO MENTAL Y EL RENDIMIENTO CEREBRAL DEL MÚSICO.

Fechas: 18,19 Y 20/11/2016 EN VIGO.

Horario: Viernes 18-11-2016: 9:00 a 14:00 y de 15:30 a 18:30 horas Sábado 19-11-2016: 10:00 a 14:00 y 16:00 a 20:00 horas Domingo 20-11-2016: 10:00 a 14:00 horas

Duración: 20 horas.

Lugar: Conservatorio de Música de Vigo.

Precio: 200 €. 190 € para profesores y alumnos del Conservatorio Profesional de Música de Vigo.

Con: Anna Cester, médico y pianista. Autora del libro “El miedo escénico” y con Ana Velázquez, fisioterapeuta y posturóloga, especialista en medicina de las artes escénicas. Autora del libro “Cómo vivir sin dolor si eres músico”.

Toda la información e inscripciones en este enlace.

 

 

 

¡Síguenos en Facebook, Twitter y YouTube!

 

Suscríbete y recibe en tu email todas las convocatorias, audiciones y nuevos post.

Introduce tu dirección de email:

 banner 
Importante: Aclaramos que en Gran Pausa no se da ningún tipo de consejo médico ni tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Gran Pausa no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información sobre lesiones y otras afecciones del músico para que estos problemas se conozcan y comprendan un poco mejor.
 
The following two tabs change content below.
Violista, licenciada en Comunicación Audiovisual y con un Máster en Investigación (Premio al mejor expediente). Me encanta poder unir mis dos mundos a través de Gran Pausa, y así poder ayudar a otros músicos que, como yo, se hacen nuevas preguntas cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *