Capsulitis, “hombro congelado”

*Artículo posible gracias a la colaboración de la violinista Sara Álvarez-Borbolla Arce, en su trabajo “Patologías del violinista.”*

¿Qué es?

La capsulitis adhesiva del hombro es una enfermedad que se da cuando el tejido que rodea la articulación se inflama. Cuando esto ocurre, se pierde la capacidad de mover el hombro en todas las direcciones sin dolor. Los médicos a veces se refieren a este problema como “hombro congelado” porque el hombro puede volverse rígido.

Incluso puede llegar al punto en que el hombro deje de moverse. Esto sucede porque, al dejar de mover el hombro con naturalidad a causa del dolor, se desarrolla un tejido cicatricial que impide que se mueva con facilidad. Es posible que el hombro pase por varias etapas a medida que se forma el tejido cicatricial y puede mejorar por sí solo.

  • La etapa dolorosa. Al principio, es posible que el hombro duela y se sienta rígido. Luego puede volverse muy doloroso. Esta etapa podría durar alrededor de 3 a 8 meses.
  • La etapa adhesiva. Durante la segunda etapa, es posible que no sienta tanto dolor, pero que el hombro se vuelva cada vez más rígido. Por lo general, esta etapa dura alrededor de 4 a 6 meses.
  • La etapa de recuperación. La etapa final que, por lo general, dura alrededor de 1 a 3 meses, no es muy dolorosa. Se vuelve muy difícil mover incluso un poco el hombro. Luego, después de un tiempo, la rigidez desaparece poco a poco. En esta etapa comienza a moverse de nuevo el hombro. Aunque es posible que no se recupere por completo el movimiento del hombro, se debería poder hacer muchas más actividades. A medida que aumenta el movimiento del hombro, es posible que aún aparezcan dolores de vez en cuando.

¿Cuáles son sus causas? ¿Cómo prevenir?

La capsulitis adhesiva se desarrolla cuando el tejido conjuntivo de la articulación del hombro se tensiona y restringe el movimiento de la articulación. A menudo, esto se produce después de un período de menor actividad debido a otra lesión, como una lesión del manguito de los rotadores, un sobreuso de la articulación, o un mal uso.

Las personas de, al menos, 40 años tienen un riesgo más alto de desarrollar capsulitis adhesiva, en especial las mujeres. Determinadas afecciones de la salud, incluida la diabetes, también pueden hacer que el riesgo sea más alto.

El estudio que realiza un músico a lo largo de su vida es muy intenso y repetitivo y también puede verse afectado por esta enfermedad. Es en estos casos cuando el tejido de la articulación se tensa, después de un período de duro trabajo.

Para prevenir, debemos tener en cuenta:

¿Qué hacer?

El médico rehabilitador informará sobre los ejercicios que se pueden hacer para ayudar a romper el tejido cicatricial del hombro. Es posible que debamos ver a un fisioterapeuta para que nos ayude con los ejercicios. Para afrontar el dolor, colocar una almohadilla térmica o una compresa de hielo en el hombro durante algunos minutos antes de hacer el ejercicio también podría ayudar.

Ejercicios

Existen algunos ejercicios que se suelen recomendar para prevenir y tratar. Advertimos que para cualquier tipo de lesión hay que acudir al médico antes de tratarse.

No es aconsejable autodiagnosticarse, ni buscar la solución a un problema de este tipo en la red.

Siempre recuerda hacer un precalentamiento de 5 a 10 minutos antes de empezar a hacer cualquier ejercicio. Este precalentamiento constará de ejercicios muy suaves y pequeños movimientos con el hombro. No olvides precalentar y estirar otras partes del cuerpo también (cuello, espalda, manos y codo):

  • Trepar la pared: Pon la mano plana sobre una pared delante de ti. Usa los dedos para “trepar” la pared (como una “araña”). A medida que avanzas con los dedos hacia arriba, debes hacer pequeñas pausas durante 30 segundos. Avanza con los dedos hacia arriba en la pared tan alto como puedas.
  • Ejercicio Codman: Siéntate de costado en una silla con respaldo derecho. Apoya la axila en el respaldo de la silla. Ahora mueve el brazo lentamente en círculos. Haz pequeños círculos al principio, y luego círculos más grandes. Haz los círculos en ambas direcciones.
  • Alcance: Coloca cosas que usas todos los días (calzado, taza de café, cepillo de dientes) en un estante alto. De esta manera, te obligas a estirarte hacia arriba más a menudo para alcanzar las cosas. El alcance es un buen estiramiento para el hombro.

Recomendamos siempre acudir al médico o al rehabilitador y no dejar pasar nunca este tipo de lesiones.

Si quieres aprender más sobre lesiones y ejercicios para músicos te recomendamos que leas estos libros

También podéis leer nuestra reseña sobre este otro interesante libro que habla sobre el cuerpo del músico.

 

¡Síguenos en Facebook, Twitter y YouTube!

 

Suscríbete y recibe en tu email todas las convocatorias, audiciones y nuevos post.

Introduce tu dirección de email:

 banner 
Importante: Aclaramos que en Gran Pausa no se da ningún tipo de consejo médico ni tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Gran Pausa no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información sobre lesiones y otras afecciones del músico para que estos problemas se conozcan y comprendan un poco mejor.
 

The following two tabs change content below.
Violista, licenciada en Comunicación Audiovisual y con un Máster en Investigación (Premio al mejor expediente). Me encanta poder unir mis dos mundos a través de Gran Pausa, y así poder ayudar a otros músicos que, como yo, se hacen nuevas preguntas cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *